CTI Don Bosco Calama avanza en proceso de formación de capital humano.

Bosco Calama octavos ABAJO

180 alumnos y alumnas de octavo básico del establecimiento técnico industrial, gratuito y bilingüe, accedieron a enseñanza media, en dicho recinto escolar. AIA premió a quienes más destacaron como alumnos integrales.


Un tradicional pie de cueca, la bendición del padre- director del colegio, junto a la mirada atenta y emocionada de padres, apoderados y representantes de empresas socias de la Asociación de Industriales de Antofagasta fueron los elementos que dieron vida a la ceremonia de premiación de los octavos básicos del CTI Don Bosco Calama, en el marco de su paso a la enseñanza media.

Para Maribel Soto Panire, del octavo A del CTI Don Bosco Calama, quien obtuvo uno de los premios, “Espíritu Salesiano”, el cual destaca el esfuerzo, la jornada fue muy positiva. “Me siento feliz y emocionada, me dediqué todo el año y este presente es una grata sorpresa. Respecto al futuro, seguiré estudiando en el colegio, es un excelente establecimiento, tanto por los valores como por los conocimientos académicos que nos entregan”, expresó Soto Panire.

En paralelo, Marko Razmilic, presidente de la AIA, valoró la actividad y destacó el carácter mixto del colegio. “Cuando el gremio pensó en construir un establecimiento que entregara herramientas técnicas y valóricas a los jóvenes de Calama, estimó mejorar lo alcanzado en Antofagasta. Es por ello que una de las exigencias del proyecto fue la incorporación de niñas a las especialidades impartidas, ya que las mujeres son fundamentales para el crecimiento del país”, enfatizó.

De igual modo, el padre Julio Orrego, director del establecimiento, relevó el compromiso de la Asociación. “El caminar junto a la AIA es hacer familia, que los padres y apoderados vean que las empresas socias del gremio se hacen presentes, en estas ceremonias, expresa un signo de cariño, de real interés”.

Premiación

Representantes de SQM, Lomas Bayas, Finning, Kaufmann y Guíñez Ingeniería, empresas socias de la Asociación, entregaron premios, (notebook, impresora, mochila y libros), a quienes más se distinguieron, en aspectos integrales. En el caso del “Esfuerzo y Superación”, el galardón recayó en manos de Danilo Neira Portilla, Alexander Londoño Córdoba, Kayra Sepúlveda Sepúlveda y Maribel Soto Panire. En tanto, Fernando Torres Pizarro obtuvo el galardón “San Francisco de Sales”.

Al respecto, Marcelo Núñez, gerente de la sucursal de Finning, en Calama, indicó que “estamos muy orgullosos y contentos de apoyar a los jóvenes, quienes son pilares fundamentales para el desarrollo de la región y la capital de la provincia de El Loa”.

Asimismo, Gary Mérida, jefe de Relaciones Comunitarias de SQM, dijo que “es motivo de orgullo entregar el reconocimiento “Esfuerzo y Superación”, porque confiamos en que, a través de la educación, se pueden crear nuevas oportunidades de crecimiento para los niños y jóvenes de este prestigioso colegio, que brinda una enseñanza técnica de calidad y valórica, muy en sintonía con el espíritu de nuestro plan de vinculación con la educación”.

Reacciones

Esmelin Toro, presidente del Centro de Padres y Apoderados del CTI Don Bosco Calama, destacó la calidad de los conocimientos técnico industrial y valóricos que otorga el colegio a los jóvenes. Asimismo, agradeció el vínculo con las empresas socias de la Asociación. “Ellos creyeron en esta apuesta, la cual fue y es muy acertada”, añadió.

Dato
De los más de 700 alumnos matriculados en el Colegio Técnico Industrial Don Bosco Calama, el 35% son mujeres y más de un 80% son vulnerables socioeconómicamente. Las especialidades que impartirá, el mencionado establecimiento, son Electricidad Industrial, Electromecánica y Explotación Minera.

Hoy, se construye la tercera etapa, correspondiente a talleres, los cuales serán inaugurados en 2018.